Manousakis Winery y los vinos de Creta

Nuestro descanso familiar en la isla de Creta, además de pedir tumbarse en sus playas paradisíacas, exigía conocer un poco de su oferta vinícola. Y más allá de ir probando algunas referencias con cada comida, la visita a una de sus Bodegas sería un broche de oro para este viaje. Así llegó la invitación para conocer Manousakis Winery y los vinos de Creta.

A sólo 25 minutos del hermoso centro histórico de Chania, encontramos Vatolakkos epicentro de Manousakis Winery, una bodega familiar enfocada en la elaboración de vinos observando el cultivo cuidadoso y orgánico de las vides que se extienden en las laderas del Lefka Ori.

Toneles y tanques de la Bodega
Mientras se vendimia en las laderas, en Bodega los tanques y toneles esperan su turno.

Merece la pena destacar que si bien en la visita a la bodega no veremos ni recorreremos los viñedos situados en las alturas, si encontraremos un sitio muy bien montado, acogedor y con todas las comodidades para disfrutar de una cata, una comida o un evento rodeados de naturaleza.

Como les dije Manousakis Winery es una bodega familiar, un proyecto nacido en 1993 de la mano de Ted Manousakis, hoy continuado por su hija Alexandra, a quien además le debemos el arte que se puede apreciar en las instalaciones de Vatolakkos y de alguna de las etiquetas que visten los vinos.

Prensa, despalilladora, toneles y tanques
Por este lado hacen lo propio prensa y despalilladora, custodiadas por más toneles y tanques.

Esta bodega que se encuentra fuera de las Denominaciones de Origen legisladas en Creta, elabora en la actualidad un total de 150.000 botellas, que se reparten entre 12 referencias de vinos y 1 destilado de uva local conocido como Tsikoudia.

Manousakis Winery - Sala de catas y restaurante
Sala de catas y restaurante – Manousakis Winery.

Faye Aggelopoulou es la Gerente de la Sala de Catas de Manousakis y fue la encargada de hacernos sentir como en casa. Presente en cada detalle y dispuesta a responder todas las preguntas que este humilde servidor en su inglés nivel infantil tenía para hacer.

Llegó la hora de hacer lo que hay que hacer… catar, y así comenzamos entonces a conocer Manousakis Winery y los vinos de Creta.

Manousakis Winery y los vinos de creta primera parte
Assyrtiko 2018, Muscat of Spina 2018, Pink 2019 – Nostos by Manousakis Winery

La apertura estuvo a cargo del Nostos Assyrtiko 2018, para los que poco conocemos de los vinos griegos, Assyrtico es quizás el nombre que más asociamos a ese país.

Con una acidez hermosa, algunas notas en nariz que me traen recuerdos a los blancos alsacianos, bien lineal y con un final larguísimo. Un poco más aromático que sus hermanos volcánicos es un lindo exponente para comenzar una cata.

Nostos Muscat of Spina 2018. Hermana de la Moscatel de Alejandría, nos brinda algunas características típicas de la cepa y otras aportadas por el “terroir”. Con los aromas como protagonistas es increíble la intensidad de sus notas florales. Acidez marcada y cuerpo medio, con un final de recuerdo prolongado. Un golazo este Muscat.

Nostos Pink 2019. Un rosado -obvio- que combina la autóctona Romeiko con las Syrah y Garnacha que tan bien se han adaptado en Vatolakkos. Explosión de fruta roja en nariz, con buen volumen en boca y la acidez justa.

Manousakis Winery y los vinos de Creta segunda parte
Grenache 2016, Roussanne 2019, Alexandra´s 2017, Blend 2017 – Nostos by Manousakis Winery

Nostos Roussanne 2019. Encargado de abrir el segundo round. Un claro salto en el perfil del vino, con más elegancia y complejidad, las frutas tropicales se adueñan de la nariz junto a notas aportadas por su crianza en barrica.

Nostos Grenache 2016. Lindo exponente de la Garnacha, con la fruta roja como protagonista en nariz y boca, acompañada de un fondo sutilmente especiado. Un vino que se hace ancho y largo a la vez con buen agarre sobre el final.

Nostos Alexandra´s 2017. Un coupage de Syrah, Garnacha y Monastrell, que nos trae la fruta al frente y notas de especias y aromas terciarios por detrás, linda intensidad, con volumen y fluidez.

Nostos Blend 2017. Aquí se repite el corte, pero para la elaboración de este ensamblaje se han utilizado cepas más añejas, y claramente han marcado la diferencia. Crece en elegancia, las notas especiadas han tomado un rol protagónico pero sin desterrar a la fruta, los taninos bien trabajados dicen presente.

Nostos Romeiko 2019. Terminada la cata y finalizado el recorrido por la Bodega, ya dispuestos a regresar al centro de Chania, recibimos este “blanc de noir” elaborado con la autóctona Romeiko y así me lleve tarea para el hogar. Fresco, fácil, con fruta blanca y notas cítricas, cierta mineralidad y muy linda acidez. La mejor manera de despedirme de Creta.

Nostos Romeiko 2019 - Manousakis Winery
Nostos Romeiko 2019 – Manousakis Winery

Hermosa experiencia hemos vivido en familia conociendo, descubriendo y disfrutando de Manousakis Winery y los vinos de Creta, con el encanto de los paisajes, la predisposición y hospitalidad que tanto caracteriza a los griegos.

Me resta agradecer a María por la invitación, a Faye por su tiempo, experticia y paciencia, y @viajerablog por su labor como interprete y fotógrafa, a pesar de no tomar vino!

Ya saben, si visitan Creta, muy cerquita del centro de Chania tienen un lugar para disfrutar del paisaje, la naturaleza, la comida tradicional y sobre todo el vino. ¡Reservá tu lugar!

Salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.